Perdido

Pútrida y enferma soledad que llena mi pensar
que empapa mi sentir y no me deja enderezar
colapsando mis sentidos,
corroyendo mis tejidos;
destrozando mi destino
y borrando mi camino.

Tan amargo el sentimiento,
de estar cerca pero lejos,
de vivir estando muerto,
de vagar por el desierto,
abrazado por el miedo,
que me mantiene riendo,
pero ello no de dicha
ni tampoco de alegría,
sino de la histeria fría
que me tiene de rodillas.

Miro ciego y sin pensar,
siempre como muerto en vida,
con esta mirada turbia
la cual me caracteriza,
busco rastros de alegría,
así como otras baratijas,
de que ustedes los humanos,
gozan muchos día a día.

Pero siempre que me encuentro
aunque sea un poco cerca,
de beber con estos labios
un poco de dicho néctar,
es entonces cuando veo
como las sombras se acercan,
y con sus eternos brazos
dejan esta boca seca.

Es así como me siento,
perturbado pero alerta
indefenso contra el viento,
sin derecho a vida cierta.

Pocas fuerzas aún me restan
para con sangre lograr,
suaves trazos de mi letra,
haciendo versos, ¿qué me queda?
y así aquí poder plasmar,
la verdad de mi existencia,
que no es más que un corazón
cubierto por la aspereza
de una vida sin verdad,
una vida sin certeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s