Ankh, la Llave para la Eternidad

Ankh

Bienvenido al antiguo Egipto, tierra de poderosos dioses y maravillosas criaturas. Suelos áridos y desérticos cubiertos por increíbles monumentos dedicados a cientos de divinidades cubren la vieja civilización del Nilo. El imponente sol del día y el terrible frío de la noche luchan por el dominio de estas tierras.

Ankh, la Llave para la Eternidad, es un juego de rol tradicional que tiene como temática un antiguo Egipto lleno de magia y mitología. Comencé a trabajar en este proyecto en el año 2003, época en la que conocí este tipo de entretenimiento. El libro de juego no está terminado aun, aunque las mecánicas ya están definidas y ya es posible jugarlo (y de hecho, ya se han llevado a cabo varias partidas de prueba a lo largo de los años siguientes).

A continuación explico de manera general los conceptos más importantes acerca de los juegos de rol.

Juego de Rol

Un juego de rol tradicional (y hago la aclaración para distinguir de los videojuegos de rol) es un juego narrativo donde los participantes crean un personaje y lo insertan en una aventura o historia que va siendo contada a lo largo de la partida. Los juegos de rol, por su naturaleza, pueden durar días, semanas, meses e incluso años. Esto se hace mediante sesiones que llevan continuidad entre sí.

El juego de rol es básicamente un libro que contiene las mecánicas, reglas y recursos para que se lleven a cabo las partidas. Incluye un formato para crear personajes y requiere además del uso de dados especiales para el factor del azar. Los juegos de rol son juegos por turnos.

Narrador y Jugadores

En un juego de rol existen dos tipos de participantes: el narrador y los jugadores. El narrador, o “master” es la persona que dirige la partida. Debe haber leído el libro del juego y conocer con precisión los mecanismos y reglas. Es el encargado de inventar la historia (cosa que se hace sobre la marcha) y se recomienda que sea una persona bastante creativa. Además, sirve de guía para los jugadores, dándoles consejos e indicándoles qué hacer cuando lo requieran. Por otro lado, los jugadores son los participantes generales del juego. Cada uno de ellos, al inicio, debe crear un personaje según los criterios definidos en el libro y posteriormente, cuando el narrador lo incluya en su historia, deberá guiarlo definiendo sus acciones.

Hoja de Personaje

Ankh: Hoja del Personaje

Hoja de Personaje de Ankh, la Llave para la Eternidad

Como ya se mencionó, cada jugador deberá crear al inicio del juego a un personaje al cual guiará durante las partidas. Para ello, el libro incluye una hoja a manera de formulario que contiene una serie de elementos que definirán al aventurero, tal como sus datos personales, atributos, habilidades, pertenencias, etc. La mayoría de estos aspectos se definen al azar, por lo que el proceso de creación de un personaje requiere el uso de los dados.

La mayoría de los aspectos que describen al aventurero, tal como sus virtudes o poderes, se definen por medio de puntos: mientras más puntaje tenga en cierta habilidad, es más capaz en ella. En la jugabilidad eso se traduce en mayor cantidad de dados para poder lograr una tirada específica.

La hoja del personaje de cada jugador será consultada constantemente durante el juego, ya sea para obtener información de ella o para actualizarla. Conforme se va desarrollando la historia, el personaje podrá ir ganando experiencia que posteriormente le servirá para incrementar sus habilidades o aprender nuevas. Además, en la hoja pueden hacerse anotaciones diversas sobre la situación del personaje al final de una sesión de juego, para darle continuidad en la próxima partida.

Es indispensable que cada jugador lleve siempre consigo su hoja del personaje, ya que el juego se centra en lo que ésta contiene.

Dados de Rol

Un elemento indispensable para utilizar un juego de rol son los dados. Originalmente el concepto de dado se asocia con un cubo con las caras numeradas, pero el término puede extenderse a otras figuras geométricas, por lo que el 6 ya no es un límite en la numeración.

Los dados más comunes son los de cuatro, seis, ocho, diez, doce y veinte caras, aunque hay muchos más. Cada juego de rol requiere de una cantidad y tipo distinto de dados, dependiendo de sus propias mecánicas de juego.

Como ya se mencionó, un personaje tiene distintas habilidades y éstas se definen con puntos. Cuando un jugador quiere que su personaje haga cierta acción, se debe consultar su hoja para ver cuántos puntos tiene en las capacidades necesarias. Por ejemplo, si el aventurero pretende correr, deberían consultarse los puntos que tiene en el atributo Velocidad y en la habilidad Atletismo. El puntaje definirá el número de dados que puede utilizar, considerando que tiene que obtener cierto resultado numérico. Por ello, más dados significa mayor posibilidad de lograr lo que se propone.

Ankh: Dados de Rol

Dados de rol más comunes: 4, 6, 8, 10, 12 y 20 caras.

La versatilidad y potencial de los juegos de rol descansa sobre dos elementos importantísimos: la improvisación (que depende de la imaginación del narrador al crear la historia) y el azar (que se obtiene mediante el uso de los dados de rol). Esto genera una gama de infinitas posibilidades de entretenimiento, tanto para niños y jóvenes como para adultos.

¿Qué ha sido de Ankh?

Ankh, la Llave para la Eternidad no está terminado y no hay planes a corto plazo para darle completación. Actualmente el libro de juego tiene más de 150 páginas, y faltan muchas más. Sin embargo, como comenté al principio, las mecánicas ya están definidas y ya se han jugado varias partidas a lo largo de los años.

Cuando se complete el proyecto, se hará público su contenido; pero hasta entonces, su naturaleza es parcialmente confidencial.